martes, 9 de junio de 2009

La Caida de la Casa Usher



Un solitario viajero es llamado con urgencia por su amigo, Roderick Usher, para que lo visite. Descubre a su amigo en una incomprensible enfermedad mental, atribulado y acosado por sensaciones paranormales y de evidente locura. Mientras intenta consolarle y distraerle, Roderick Usher le enseña sus pinturas y sus delirios sobre ellas, una en particular, el retrato exacto de una hermosa joven muerta con la que tuvo una antigua pero decidora relación (“El retrato oval”).
La relación con esta mujer es una de las causas de su estado catastrófico y la persecución obsesiva hacia su hermana Madeleine Usher, una muchacha amante de la oscuridad; enferma y moribunda que pese a eso posee una fuerza de carácter sobrenatural capaz de doblegar y someter al poderoso Roderick. Una extraña y oculta relación de carácter incestuoso ocurre entre los dos hermanos, pero nunca es directa ni reconocida. Por ello es la enfermedad de Roderick. Su fiel amigo decide distraerlo y leerle cuentos de sus libros favoritos (“El entierro prematuro”). Comienzan a ocurrir extraños sucesos directamente relacionados con la casa Usher y la influencia sobre su amo

"El mundo exterior bien puede cuidarse a si mismo. Aquí, mientras tanto, hay belleza, hay vino."




"Los sueños pueden convertirse en dulces pesadillas y lo que menos quiere un niño es convertirse en adulto."





Roderick
De carácter impresionable, agitado por pasiones de hombre ya hecho, sensible ante cualquier prueba de afecto, es un genio brillantemente dotado pero perseguido por la desgracia. Sonríe poco y no ríe nunca. Pasa de un optimismo súbito a una tristeza inmediata. Actividad intelectual intensa y desordenada, equilibrio intelectual vacilan te




Madeleine
Tiene un rostro voluntarioso, revelador de confianza en si misma, energética, sarcástica, extravagante, dulce, con una gran necesidad de afecto, grandeza intelectual, pero maltrecha y deformada, con profundas huellas de una vida miserable y apasionada.



Niño Poeta
En esa residencia tenebrosa yo había decidido pasar algunas semanas. Su dueño, Roderick Usher, fue uno de mis mejores amigos, pero habían transcurrido muchos años desde que nos vimos por última vez. Una carta suya me llegó que, por lo apremiante, sólo permitía una contestación personal.



Morella
Era una doncella de la belleza más rara, llena de alegría. Y maldita fue la hora en que se casó con Roderick Usher. Toda luz y sonrisas, amaba y estimaba todas las cosas, sólo odiaba el arte que era su rival. Así que fue una cosa terrible para ella escuchar decir a Roderick hablar sobre su deseo de retratarla.

1 comentario:

  1. todas las buenas vibras y lo mejor para el montaje.
    MIERDA MIERDA MIERDA!!!!

    ResponderEliminar